Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
27 septiembre 2019 5 27 /09 /septiembre /2019 18:45

¡Ay mi vida!, 

la hija de Nueva Segovia,
esa que en su pecho lleva
pasión armonía y canto,
esa que me abre las sendas
de la esperanza florida,
esa que en su fronda lleva amor
y no pesadillas.

¡Ay, por ella qué daría!
¿Ay por ella que no doy?
¡Nada y nada!
Solo sé que ella es mi amada,
la que vino en aquel día,
y la que sin mí no se fue.

Basta con darle la vida,
basta con darle calor,
basta que nuestros idilios:
se conjuguen piel con piel.

Pensar que esa novia es mía,
pensar que ese don de amor,
ni molestan los achaques,
ni merece otro perdón.

Con ella solo se siente
sensación de melodías,
y que estando en agonía
se abren las puertas del cielo
y en tu rostro en homilía,
veo al ángel desprendido;
tu mi paz, tu mi consuelo
tu mi rosada fortuna.

¡Qué, sabiendo que en el suelo,
de vida tengo un infierno!
¡que sabiendo que en mi mundo
tengo un mar de desconsuelos!.

Viene mi ángel que desnudo
me da paz con sus sociegos,
viene mi ángel que de besos
me enciende el alma y exsudo.

Ay mi amor, la que en segundos,
cambia mi vida y mi mundo,
yo por ella voy sin rumbo,
yo por ella cuando muero
veo que cuando me mira
de contento resusito.

Compartir este post

Repost0
18 septiembre 2019 3 18 /09 /septiembre /2019 09:25

Culebrillas, a 1 de septiembre de 2019 

 

Vino unos días de espera, 

y llegó muriendo agosto, 
y en tanto se escapó el tiempo 
viene de por medio el otro. 

Vos y vos, sin asamblea 
se fundieron en vosotros 
vos haciendo que los otros
desdoblen la larga espera. 

Disque vienen desde arriba, 
"picando" filosofías: 
que platón, que la Sofía, 
que las indias, que los reyes, 
que las pocas monarquías 
se engordaban de las plebes. 

Los de arriba se nutrian 
de animadas despedidas 
que en plena alba florencia 
las palmas de la jauría. 

Los de abajo os te miraban 
como una columna de héroes 
que optimistas sin rendirse 
iban a ofrendar sus vidas. 

Cuatro aguerridas se fueron 
a batallar con los cerros 
sin espadas ni fusiles, 
sin cañones ni granadas, 
se fueron para encantar, 
y encantadas se volvieron. 

No por demás, fueron gestos
que el Calazan y el arriero
de verlos pasar sonrieron. 

El lucero no ilumina, 
porque el sol le apaga y brilla, 
y el conejo salta el fango
con el brío de su asombro. 

Y atrás viene un par de ortegas, 
sin brújulas, sin escudos 
pues no son los caballeros
de las huestes medievales, 
son un par de hijos cabales
que cuidan sus arrabales. 

Sube la hilera que apuran 
por el sendero de piedra, 
por el collado un vaquero 
domina el desfiladero 
y el Manuel trepa el pajar 
como un experto mulero,
sin corbata, ni bufanda, 
sin  guantes, sin pies de marca, 
recoge las viejas huellas 
del chaquiñan y enumera: 
peñas blancas, cuchicorral,
tres cruces, Quilloloma
y musita un trabalenguas
guagraurcu, yanaurcu,
se enreda en la huasca el burdo
y conversa con el huaira.

Y abajo en las culebrillas,
exhaustas las aguerridas
vivieron para contarlo
¡jodidas pero contentas! 

Valor de fuerza y coraje
les contagió en ese viaje;
ya no le asustan los vientos
porque llevan en su pecho
coraza y corazón tierno, 
su candor prieto en el alma, 
y Capac ñan no es un reto
sino parte de otros cuentos.

Por: 
Roberto B. Escobar Meléndez 

Manuel Taipe Peliza, informa que en Quilloloma estamos a 4600 metros de altura sobre el nivel del mar.

Compartir este post

Repost0
13 agosto 2019 2 13 /08 /agosto /2019 20:33

Flor de invierno, flor de estío, 

es de primavera y es de otoño: 
tu aroma es puro, néctar de campo 
y es urbano. 
¡Y de repente, aparentas amor de laboratorio! 

Mi amor de Barquisimeto, 
es un dulce polen y es jalea: 
lívido, tierno, sutil, terso
pero se enciende y es intenso
cada vez que incomprende 
mi tirano desconsuelo 
¡Y es como que no le entiendo! 

¡Cuánta falta me haces, mi amor de Barquisimeto!, 
que estoy durmiendo y estando más que quieto, 
y menos pensado me despierto.

Mi amor de Barquisimeto, no me dejes morir sin la flor de tu pecho,
que acá sobrevivo sin tu aliento 
que allá rondan tus exóticos vientos. 

Mi amor de Barquisimeto, 
sin ti hay nostalgia y hay suspiro y hay pena y hay, un no sé qué 
por éste adentro. 

Que sin tenerte no es alivio 
por eso cuando te enojas 
rompes a mi alma en congoja, 
mi amor de Barquisimeto 
que es monzón y es Barlovento.

Compartir este post

Repost0
20 octubre 2018 6 20 /10 /octubre /2018 19:55

Tu verdad es una pompa, 
pompa gigante de cuentos, de cumbres y de ensueños,
tu verdad hace bailar hasta a las alimañas, 
las víboras en tu circulo dazan de alegría;
la mía es descalza y diminuta, modesta y tan evidente 
simple, sencilla, tosca como es mi vida, 
comparada con la tuya, 
la tuya viene de edenes dornajeada en crema y nata, 
de linajes, de abolengos; 
la mia es una verdad de recuas, 
de realidades crasas pero digna y es absuelta.
Tu verdad es de PODER, es absoluta
verdad elaborada en curules y altares, 
¡verdad espurea!
la mía sale de adentro, es de plebeyo 
que frente a vos no dice nada 
por eso lo opacas con la tuya,
Tu.verdad es "ilustre" 
y es de "connotados notables" 
y no deja de ser turbia, pero pesa, 
la mía siendo ruda, 
sin labiales, sin cosméticos, ni estucos, 
sin deliniadores ni maquillajes pulcros 
es casi pura y es casi transparente. 

Compartir este post

Repost0
20 octubre 2018 6 20 /10 /octubre /2018 19:53

¡”Amigo”, qué me puedes contar de tu confianza!
¿qué, te puedo contar yo de la mía?
de mis desdichas dices, que no sé qué desdichas; 
De las que tú imprudencia se imagina...
de las tuyas que ocultas en tus cumbres; 
no sospecho 
no hay huellas porque no dejas ver tus pobres penas,
son de diamante tus pesares; sin olvidos, sin recuerdos 
yo con olvidos y recuerdos
sigo en mis propios trajines depurados.

Es lógico que no seras para nada afable 
pero eres diplomático ¡tal vez quien sabe!: 
Te conoci arribista un pobre prójimo curtido 
al que recuerdo
volando a fuerza de un porrito, 
gratitud incensata que te hace morir estando vivo.
  
¿Por qué supones que eres más 
entre los tantos?
 
Sin embargo, eres poco entre apocados
pero vos quieres ser todo entre los nadie
residuo en este mundo del escaso, 
divagando el absurdo, que te jactas 
entre hierbas y polvos dilirantes.

Compartir este post

Repost0
Published by VERSOS SIN RETORNO
20 octubre 2018 6 20 /10 /octubre /2018 19:51

Soñé que estabas juntando tus manos junto a las mías,
de fabulas y de cuentos, de historias y otros entuertos
era un libreto de encantos como para engañar muertos
me animaba con tu arrullo, me alegraba con tus besos;
confieso que en tu figura, dormí escuchando tus gestos.

Yo recuerdo en aquel día, que pasaste por la puerta 
y mis ganas percibían tus cándidas energías 
y hasta a leguas yo sorbía la blanca flor que tenías, 
adornadas tus corolas de rubios filos los pétalos.

Y abro los ojos y encuentro, que la noche es mi tormento
porque el cielo sigue oscuro porque el nido esta vacío 
y porque mi alma enlutó al cuerpo 
de escaso amor entre el sereno tirita,
abro los ojos y veo que en el incomodo aprieto,
no te encuentro ni despierta.
Y soñaba que en tus ojos se encendía una alegria 
y en esos labios de almíbar y en esas manos de seda,
quiero poner mi consuelo en tanta espera
si hoy no estás quizá mañana, 
y asi pasaré pensando todo este fin de semana.

Compartir este post

Repost0
20 octubre 2018 6 20 /10 /octubre /2018 19:46

Era una tempestad tan sospechosa 

de interminables te quieros y deseos,
era una sensación de vértigos voluptuosos 
con un mar de oleadas y de brumas,
era lo que nada era, 
la inmensa curva que en picada aflora,
soñando en puertos, bajo una sombra exigua.

Y en esa inmensidad, de arenal y fortuna
sin besos prometidos, ni deseados abrazos,  
murió nuestra ilusión al poco instante 
y murio enredado el sueño sin regazos.

 en esa inmensidad, de arenal y fortuna

sin besos prometidos, ni deseados abrazos,  
murió nuestra ilusión al poco instante 
y murio enredado el sueño sin regazos.

Compartir este post

Repost0
15 agosto 2018 3 15 /08 /agosto /2018 12:16

Y alcancé a percibir todo tu tierno aroma

y a disentir al sueño con mis formas,

a subir los peldaños sin bastones

por donde el agitar rompe los corazones.

 

No, basta con saber imaginar tus besos

toda tu savia y tus humedales dulces,

si en cada esencia que emana de tus poros

he sentido a la vida, con sorbos de energía

que se llenaron con tantos bocados de alegría.

 

Tu eres mi afán en mis tornadas horas

mi cavilar constante, mi aguda y larga espera,

tu eres el grito que en mi confín escucho

afinando de horror al desconsuelo.

 

Tu mis letras que lloran tu distancia,

tu la inoculada sombra que me cubres,

tu mi poesía sempiterna,

tu mi alegre canción en mis silencios.

 

Tu, mi agua del estero que remojas

todo el reseco insomnio de mis ojos:

por eso, aquí te espero hasta de hinojos

y de recuerdos pinto mis abrojos.

 

Mientras de sueño en sueño,

con mis manos exploro, el vacío letal

donde durmió tu cuerpo

y me es un laberinto sin respuesta.

 

Y cuando de palabra nos cruzamos,

y haces una pausa para entender mis lineas

presiento que en tu pecho,se anidan mis quebrantos

y me amas desde lejos abrazando a mi idilio.

 

¡Ven querida ven...!

que te quiero mas cerca,

que tengo el beso ardiendo,

y mi sombra invernando 

ven que te arranco el alma,

mientras yo esté despierto.

 

Porque bien sabes, bien que estando muerto,

ni con desnudo luto,

ni con flores marchitas,

ni el beso de tus labios al sepulcro;

ni cirios encendidos sobre el pecho yerto,

ya no sentirán cuando pretendas tocarme,

porque estarán mi instinto y mi deseo

bajo ese manto gris que no es consuelo,

que allí estarán estáticos mis huesos,

que allí quedarán encallados, dormidos

los ruidos de mi voz, los de tu aliento

inmóviles, sin los huracanes de mi lívido.

 

Por eso, ven hoy,

y házmelo que se agite 

tu lubrico candor con mis remansos.

Compartir este post

Repost0
10 junio 2018 7 10 /06 /junio /2018 16:11
Que no entiendes todavía,
que aquí entre sueños yo tengo
un amor en mi florero,
que se acuna bajo el cielo, 
tu foto entre mi ropero
que me mira cuando vengo
a disfrutar mi contento.
 
Me enciendo cuando tu vida
se me prende en mis compendios
pero hay crónicas, descontentos
adversidades malignas, ansiedades
que caminan, por mis venas corroídas.
 
¿Qué hago mi amor, si eres mía? 

por dentro llevo una tilde,
por fuera un acento leve
que me pica y me  acongoja,
y no es ajena la herida
y me duele porque es mía. 
 
Mía esta vida que indigna, 
mía la ausencia y la tuya
mía la muerte que vivo. 
mía esta soledad turbia.  (RE)

Compartir este post

Repost0
25 octubre 2016 2 25 /10 /octubre /2016 14:09

El pueblo imploraba leyes, de la herencia y plusvalía

la derecha con la «izquierda» se abrazan en su agonía,

la diestra acusa al "tirano", la surda insulta al "verdugo":

y entre la esquina y la calle dan quilombo con garrote

con su estilo y con su saña, con bombo y con todo el combo.

 

Y el Tarquino con su euforia todo ese día bailaba,

de perfil era un guerrero y de frente era un gusano,

felicidad y quimera, que en las noches se atracaba:

con madera de ratero, repartiéndose el mondongo

y cayó el malévolo ego del curul en sorondongo.

 

Pasa el tiempo y las tarimas: llama al uno y llama al otro,

y el Tarquino vino luego, más pequeño que el indigno:

se promociona y se agacha al amo social Cristiano,

pide que dios se lo ampare en brazos de un buen chulquero

y arde en blasfemia rumiando al otro que le da el tamo.

 

Ay, por Dios Tarquino Páez,

amarra tu lengua y calma,

que las jornadas de ayer te bajan de los altares,

y las piedras y los bates son cuentas que te condenan.

Compartir este post

Repost0

Presentación

  • : VERSOS sin RETORNO
  • : No quiero perturbar tu existencia, porque vos también eres parte de la mía. Y a la final el mundo no se termina con la existencia mía, ni la tuya. A veces o casi siempre, todos vivimos algo de lo que unos pocos extraños no lo viven.
  • Contacto

Cartelera

En este rincón estamos guardando, las cosas ocultas de la literatura que existe en cada universo humano.

Marcelo Sebastián Espinosa Andrade: escribe desde el otro lado del Mundo, TOCATA Y FUGA. Un, cuento con la ternura de las tantas esperanzas frustradas de "El Chueco".